DEL OTRO LADO DEL MUNDO

Taku Satoh es el fundador de Taku Satoh Design Office, estudio japonés que se especializa en branding y diseño de packaging. A continuación, presentamos un extracto de un texto redactado por él como colaboración para el libro “Package Design Now!” de Gisela Kozak y Julius Weidemann. (Ed. Taschen / 2008).

Cuando pienso en el diseño de envases, me vienen a la mente cinco puntos principales. Siento que el entorno en el que se crea un producto afecta al diseño del envase en formas diferentes. El primero de esos puntos es la protección del producto, tanto durante el almacenamiento como durante el transporte. Aunque este punto parece obvio, el envase de un producto debe estar pensado para garantizar su seguridad en esas situaciones.

El segundo punto es la fácil manipulación del envase en términos de distribución y satisfacción del cliente. Por ejemplo, para ayudar al transporte hay que tener en cuenta la eliminación del espacio excesivo que pueda ocupar el artículo, la dificultad a la hora de abrir el envase o extraer el producto, así como las posibilidades de hacerse daño en las manos al abrirlo.

El tercer punto es el que el diseño gráfico del envase debería informar bien al cliente sobre lo que contiene. El propósito del diseño de un envase es dar un valor añadido a lo que contiene, no obstante, en mi opinión, el diseño no debería cumplir con esta función. En lugar de añadir algo al valor del contenido, creo que el diseño debería establecer una conexión con el producto. A mi modo de ver, la incorporación de elementos innecesarios al diseño del envase podría hacer que el consumidor recibiera el mensaje equivocado.

El cuarto punto es la atención al medio ambiente. Quizá sea obvio decir que actualmente el cuidado del medio ambiente debe ser uno de los objetivos principales del diseño de envases. Antes de decidirnos por materiales que no sean una carga para el planeta, es imprescindible verificar primero por qué es necesario un envase.

El quinto punto es ser conciente en la comunicación. […] El propio envase debería ser considerado como un elemento publicitario para el producto que representa y, por tanto, su diseño debe ser concebido teniendo en cuenta este factor.

1. Protección del Producto

2. Fácil manipulación

3. Comunicación clara del contenido

4. Atención al medio ambiente

5. Ser conciente de la comunicación

No podemos abordar el diseño de un envase sin tener una idea clara de su contenido. Como el diseño es la herramienta de comunicación con la que vamos a transmitir qué contiene el envase, primero, debemos conocer a fondo el producto. […] El diseño de envases no debe desvincularse del producto específico que contiene. Un diseño no precisa ser expuesto de forma elocuente; un diseño sutil, hasta el punto que no se percibe inicialmente como diseño, debe ser el objetivo.

Para expresar esto en japonés podíamos utilizar la palabra “wakimae” que advierte que hay que tener en cuenta cuál es la postura propia en una situación y mostrar un corazón humilde. Por ejemplo, cuando deseamos advertir a alguien sobre sus acciones, podríamos decir “Tachiba wo wakimaenasai”  (piensa en tu posición, dentro de la situación). En términos de diseño de productos, siento que la escencia de wakimae también es importante. Un producto debería ser presentado tal como es. Por tanto, también debemos conocer la esencia de wakimae en el campo de diseño. El diseñador debería plantearse primero la cuestión del wakimae. Últimamente he pensado a menudo en ello y constantemente me pregunto cuáles son los elementos realmente necesarios de un determinado diseño, qué es lo que se puede eliminar. En la medida de lo posible, intento que mis diseños no obliguen al consumidor a pensar en algo que no está ahí, más bien busco mejorar la funcionalidad del envase. Es muy difícil, pero sigo pensando que es un atisbo del camino que seguirá el diseño de envases en Japón a partir de ahora.

A pesar de que un envase tenga que mostrar adecuadamente el producto que contiene, tampoco hay que encaminarse hacia unos diseños que carezcan de encanto o atractivo, porque eso significaría que el contenido tampoco tiene ningún encanto o atractivo. Y para los productos que carecen de encanto, crearlo mediante el diseño de un envase, es convertir el diseño en un valor añadido. En mi opinión, esto es una utilización incorrecta del diseño de envases”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s